El miedo a conducir o Amaxofobia

En general, las fobias se caracterizan por un intenso y desproporcionado miedo ante objetos o situaciones diversas. Al miedo a conducir se le denomina amaxofobia, palabra de etimología griega: amaxo = carruaje y fobos = miedo.

La persona que padece este trastorno desarrolla una serie de pensamientos desajustados, a la situación real existente, generando miedo. A su vez, este miedo desencadena una respuesta automática e inadecuada del sistema nervioso, produciendo una fuerte y desagradable activación fisiológica (palpitaciones, taquicardia, sudores… http://revista.dgt.es/es/noticias/nacional/2018/12DICIEMBRE/1213-Amaxofobia.shtml#contenido

La amaxofobia es un problema extendido entre la población, aunque en muchos casos las propias personas afectadas tienden a esconderlo.

Todo esto configura una situación de descontrol donde la persona afectada construye un mecanismo de evitación y huida que acaba incapacitándola para poder conducir con normalidad .https://autoescuelaabio.com/wordpress/ventajas/

Como conducir con niebla de forma segura.

Aquí dejamos unos breves consejos para que afrontes la conducción con niebla de forma segura minimizando los riesgos.

  • Luces: Se debe utilizar la luz de posición y la de cruce cuando haya niebla. Nunca usar la luz larga porque puede relflejarse en la niebla teniendo un efecto inverso. El uso de la luz antiniebla delantera es opcional y la luz antiniebla trasera solo es obligatoria con niebla densa.
  • Reducir velocidad: La recomendación pasa por disminuir progresivamente la velocidad para adaptarse a las condiciones de niebla y además debe aumentarse la distancia de seguridad, ya que el suelo sera más resbaladizo .
  • Parabrisas sin vaho: Utilizar los limpiaparabrisas de forma intermitente por la humedad y dirigir la ventilación hacia los cristales si se produce vaho, es posible que no se perciba claramente el vaho ya que se confunde con la niebla
  • Cuidado con el freno: Utiliza el freno de manera suave para evitar que las ruedas se bloqueen. Si lo haces antes de lo habitual y de manera intermitente, cualquier vehículo que circule detrás podrá verte.
  • Poco ruido: En este tipo de circunstancias uno de los consejos pasa por procurar conducir en silencio. En los cruces, por ejemplo, baja las ventanillas e intenta afinar el oído.
  • Parar por seguridad: Ante una situación de nula visibilidad, busca un lugar seguro donde parar hasta que desaparezca la niebla. Si tienes una incidencia y no encuentras un lugar protegido donde parar, hazlo lo más cerca posible del arcén derecho y enciende los intermitentes de emergencia para que el resto de conductores pueda advertir tu presencia.
  • No tener prisa: Es una de las grandes claves. Las condiciones de visibilidad son malas para todos los conductores, por lo que se debe circular despacio y no perder la calma, el exceso de velocidad podría ser fatal, ya que de esta forma se producen las colisiones por alcance.